Loading...

8/28/2008

Blogstorms, los "nuevos asesinos" de productos en Internet



Las empresas, por lo general, no escuchan lo que dicen los usuarios sobre ellas en la web. Puede ser un error. Los blogs hablan honestamente y pegan en serio. Los candados Kryptonite, por ejemplo, sufrieron la cólera bloguera.
Los invulnerables candados Kryptonite, en Estados Unidos, conocieron un "asesinato" de marca. Una mujer descubrió que podían abrirse fácilmente con un lápiz de plástico. Un amigo le grabó el video, lo subió a YouTube y la tormenta se desató. 10 millones de dólares en pérdidas fue el saldo final, hasta que lograron neutralizar la oleada de críticas. Mirar para los dos lados de la calle antes de cruzar previene cualquier accidente. Googlear y recabar opiniones en Internet va en el mismo sentido: se trata de leer lo que dicen las personas sobre sus experiencias con determinado producto. Que no siempre son las mejores. The Economist tildó a estos bloggers que transmiten sus malas experiencias como una "nueva raza de asesinos". En la blogósfera, en cambio, son vistos como personas que alertan a tiempo de un error en un servicio o producto. Un error -o accidente- del que nadie está libre. Al fenómeno se lo conoce como "blogstorm" (algo así como una tormenta de blogs), y funcionan como verdaderos golpes en la cara para las empresas. Un blogstorm nace de un post -o publicación- matriz hecho por un usuario con algo que decir o compartir, y se expande rápidamente por la web mediante links, referencias y comentarios que se hacen en otros sitios. Si Kryptonite es el caso más conocido, hay otros como los de AOL y Land Rover. AOL supo de la cólera online cuando uno de sus clientes, Vincent Ferrari, quiso cancelar sus servicios y fue mal atendido.La grabación de la llamada fue subida a YouTube y la tormenta se desató. Land Rover se enorgullecía de su nuevo modelo Discovery 3, pero uno de los dueños del auto no pensaba lo mismo y comenzó a bloguear sobre los ripios del jeep, cuestionando también su servicio técnico: el blog se hizo conocidísimo y muchos concordaron con el autor, que recomendaba no comprar el Discovery y sí en cambio un Audi Q7, que le había salido mucho mejor.Conclusión: muchos de los que leyeron su post terminaron comprando para la competencia. Matías Infante Middleton, un especialista en el tema, comentó en el diario chileno El Mercurio que un blog, si logra suficiente número de visitantes, puede pasar a encabezar los resultados de búsqueda en Google, lo que se conoce en el mundo marketero como SEO (optimización en motores de búsqueda, por sus siglas en inglés).Esto es lo que genera pérdidas en la empresa, tanto monetarias como de credibilidad: algunas veces estos blogs de usuarios disgustados aparecen primeros en las búsquedas en Google; antes incluso que en la página corporativa de la empresa. Los blogstorms son fenómenos que explotan en la web, pero que se pueden transformar en movimientos "reales", constituyendo entonces los llamados "smartmobs", o bombas inteligentes.

Fuente: Empresanews.com

No hay comentarios: